Si deseas leer todo el contenido del número actual de Machetearte en una versión de sólo texto (que también puedes imprimir) haz clic aquí.

 
     
 

 

Origen del Culto a la Virgen de Guadalupe


Desde la época prehispánica, el Tepeyac había sido un centro de devoción religiosa para los habitantes del Valle de México. En este cerro, localizado en lo que fuera la ribera occidental del lago de Texcoco, se encontraba el santuario más importante de la divinidad nahua de la tierra y la fertilidad. Esta diosa era llamada Coatlicue, que significa ‘Señora de la falda de serpientes’ en náhuatl, también conocida como Tonantzin, ‘Nuestra madre’. El templo de Tonantzin Coatlicue fue destruido completamente como resultado de la guerra de conquista española. Conocedores de la importancia religiosa del santuario indígena del Tepeyac, los franciscanos decidieron mantener en el lugar una pequeña ermita.
La construcción de una ermita ocurrió en el marco de una intensa campaña de destrucción de las imágenes de los dioses mesoamericanos, a los que se veía como una amenaza para la cristianización de los indígenas. Uno de los primeros registros sobre la existencia de la ermita corresponde a la década de 1530. Al templo se dirigían los indígenas siguiendo la tradición prehispánica. Dos décadas más tarde, no sólo los indígenas acudían a la ermita del Tepeyac a rendir culto a una imagen "pintada" de la Virgen María. La devoción hacia la imagen se había extendido entre los criollos hacia la mitad del siglo XVI.
La imagen del Tepeyac siguió siendo llamada Tonantzin por los indígenas nahuas que acudían al santuario en romería. El nombre resultaba conveniente a los propósitos de la religión católica, en cuya doctrina María es la Madre de Dios, pero también es quien intercede por los pecadores ante Dios. Cuando los españoles y criollos se apropiaron del culto, rebautizaron a la imagen con el nombre de Guadalupe, que obviamente hace alusión a la efigie de la Virgen del mismo nombre que se venera en Extremadura, España.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

INICIO

 
     
 

   Escribir a la
Redacción de Machetearte

redaccion@machetearte.com

 

Machetearte 2007. Se permite la reproducción de los contenidos de esta página, siempre y cuando se cite la fuente y la dirección electrónica. Los artículos firmados son responsabilidad de los autores. Contáctanos a redaccion@machetearte.com